06 febrero 2007

La conjura de los necios (1980). John Kennedy Toole

Confieso antes de hablar de La conjura de los necios que soy incapaz de ser objetiva con esta novela. Es una de mis favoritas. Una de las que recomiendo a todo el mundo, porque me parece un libro que nadie debe perderse. Las risas que yo me pasé leyendo esta novela compensan todas las lágrimas que pude o pueda derramar por los cientos de libros malos que he leído. Lo triste es que el autor no consiguió el éxito en vida, sino que el hecho de no conseguir editor para La conjura de los necios le hundió en una espiral de tristeza que acabó empujándole al suicidio. Sólo escribió esta novela y otra, cuando era muy joven, La biblia de neón. La conjura de los necios tienen un protagonista absoluto, Ignatius Reilly. Es un hombre hecho y derecho, pero vive con su madre sin intención de trabajar o aportar dinero. Claro que su madre está hasta las narices de su chupóptero hijo y le obliga a buscar empleo. La espiral de surrealismo que desata un hecho tan simple no merece que la destroce contándola, por favor, leedlo. Escrito en primera persona, Ignatius intenta convencer al lector de su magnificencia, de su elevada moral. Sólo que el lector no la encuentra por ningún sitio. Y hasta aquí puedo leer. El ritmo narrativo es excepcional, la calidad literaria, cojonuda. Es un gran libro. Sólo siento que su autor no pudiese escribir más.

Biografía del autor: John Kennedy Toole nació en Nueva Orleáns en 1937. Vivió su infancia con una madre muy protectora, Thelma Ducoing Toole. John se graduará en Tulane en lengua inglesa y llegará a dar clase en la Universidad del Suroeste de Louisiana. Después se irá a Nueva York, y terminará en el ejército, enviado a Puerto Rico. Allí enseñará inglés a los reclutas hispanos. Después regresa a Nueva Orleans, con su familia, y empieza a dar clase en el colegio dominicano, mientras escribe La conjura de los necios. Enviará su manuscrito a un editor, Simon and Schuster, que decide no publicarlo, lo que le lleva a beber y a automedicarse de forma descontrolada. Toole se suicidó en 1969, poniendo un extremo de una manguera de jardín en el tubo de escape de su coche y el otro en la ventanilla del conductor. Dejó una nota de suicidio, pero su madre la destruyó y nunca dijo con claridad qué decía. Pero se volvió la mayor defensora de la obra de su hijo. Consiguió que Walker Percy leyera el manuscrito, y gracias a él se publicó en 1980. Toole recibió el Pulitzer, de forma póstuma, en 1981, y también ese año la novela fue elegida la mejor en lengua extranjera en Francia. Antes de esta novela, Toole había escrito, a los 16 años, La Biblia de neón, que se publicó en 1989.

8 opiniones:

lucas

Muy interesantes tus críticas. Gracias, un saludo.

Natalia Book

Sin duda alguna una obra maestra. Ignatius se ha convertido en otro de nuestros héroes. Una novela altamente recomendable y de las que crean pasión por la lectura.
Luego leí su otra novela 'la biblia de neón'. Era una obra de juventud que se publicá a raíz del éxito de 'la conjura..'.
Es una pena que nadie la haya llevado todavía al cine. De todas formas creo que sería muy difícil hacer una adaptación.
Saludos

La mujer justa

desde luego, que toole estructurase tan bien una novela con 17 años como lo hizo con la biblia de neón ya muestra la clase de genio que pudo llegar a ser, una pena que se suicidades. Lucas, gracias por tu visita. Un beso a los dos.

nunile

Este libro sí que me impresionó, creo que lo leí con trece o catorce años, cuando aún no había leído muchos libros "para adultos" por decirlo de alguna manera. Y la verdad es que fue un auténtico shock, la historia, el vocabulario, los personajes, me quedé totalmente alucinada. Tendré que releerlo algún día porque no recuerdo todos los detalles, pero es una novela originalísima e impresionante.

La mujer justa

yo lo leí a los veintipocos, y lo he releído un par de veces. todas me he partido el culo de risa, es tremendo lo buena que es esta novela!!!

James Joyce

Ya leí sus dos novelas... y me encantaron. Es de los pocos autores que me han hecho repetir. Me gustó tanto La conjura, que fui a por La Biblia de Neón.

pablo gonzalez

Ignatius es predecesor de nuestros tiempos, con lo que su genialidad queda demostrada. Ya sólo su hábil descubrimiento sobre la conjura homosexual merece el reconocimiento de los siglos. Es un libro imprescindible para cualquiera que pretenda juntar palabras en su cabeza.

La mujer justa

hola de nuevo, pablo! veo que te has puesto al día, je je je. esta es una de mis novelas favoritas, adoro ignatius!