07 julio 2007

La hermana (1946). Sándor Márai

En el destino de una sola persona la fatalidad puede condensarse con la misma intensidad que en el de pueblos enteros.

¿Por qué esperar, pensé, por qué creer que grandes pueblos puedan entenderse, convivir en paz en las distintas regiones de la tierra, cuando todas las personas son víctimas desesperadas y casuales de pasiones ciegas e impulsos irracionales?

Pensé en la arrogancia vanidosa y desmedida del hombre, que se atreve a pensar que con sus espureas maquinaciones, además de provocar un cruel derramamiento de sangre, es capaz de alterar hasta las leyes eternas que rigen el mundo. No; es más probable que el ser humano sea simplemente víctima de las fuerzas del universo, y que las radiaciones cósmicas que en la naturaleza cambian las estaciones, también generen pasiones en la naturaleza humana.


He escogido tres párrafos, los subrayé los tres mientras leía esta novela que me ha conmovido de un modo que no sé explicar. Cada vez que leo a Márai pienso que estoy ante su mejor novela. No sé detallar la fascinación que siento por este escritor, por su lenguaje único, por sus personajes esbozados desde sus palabras sublimes. Me llama la atención que tanto en "La mujer justa" como en "La hermana" se haya optado por una traducción tan confusa del título. Si en la primera yo hubiese utilizado la palaba "adecuada", en lugar de "justa", quizá en esta hubiese sustituido "hermana" por "monja". Pero aparte de este pequeño detalle de maniática irredenta, debo confesar que "La hermana" es una de las novelas que más me han gustado en mi larga vida de lectora. Márai convierte la vida de Z, un afamado concertista y compositor, en el eje de una historia protagonizada sin embargo por las relaciones entre los seres humanos y sus miserias al enfrentarse al amor, a la pasión, a la enfermedad. Z, que ama a una mujer frígida y casada, enferma en Florencia de un extraño mal que le ata a la cama durante meses. Aquejado de terribles dolores, cuenta su historia en un manuscrito que el narrador recibe tras la muerte del músico, con quien coincide al inicio de la obra en un balneario. Todo es magnífico en esta novela. La prosa, la historia, los personajes, la trama. Escrita tras la maravillosa "El último encuentro", esta novela parece cerrar un ciclo. Márai indaga en el alma del ser humano, en las fronteras del dolor, de la pasión más oscura. En algunos momentos he sentido que dentro de este libro estaba "La montaña mágica" de Mann, otra de mis novelas favoritas. Pero, a diferencia de la ensoñación de la obra del alemán, Márai centra al lector en sensaciones más concretas. Por ejemplo, la fascinación del enfermo por los dos médicos que le atienden (el chamán, en concreto) y las monjas que le cuidan.

Biografía del autor: Márai nació en 1900 en Kassa, una pequeña ciudad húngara que hoy pertenece a Eslovaquia. Pasó un período de exilio voluntario en Europa durante el régimen de Horthy, en los años veinte, y abandonará definitivamente su país en 1948 con la llegada del régimen comunista. Emigra a Estados Unidos y su obra será prohibida en Hungría, lo que le avocará al olvido. Habrá que esperar largos años para que su obra fuese redescubierta. Sándor Márai se suicidó en 1989 en San Diego, California.

5 opiniones:

Peonia

Comparto contigo la pasión por Marai. Impresionante este libro "La hermana". Revuelve el alma del lector con la misma facilidad que la de los protagonistas. Encantada de conocer tu blog.

Un abrazo,
Carmen F. Etreros

Una mujer desesperada

hola carmen! bienvenida. y encantada de compartir tu pasión por márai. esta novela me pareció impresionante, de lo mejor que he leído. me encanta cómo describe la atmósfera, al inicio, del balneario, esa tensión que llena el ambiente hasta que estalla; me encantó también el cambio de registro entre el narrador y Z!

El viajero

Y "La amante de Bolzano", no me digas que no nos retrata con precisión ¿eh?
Felicidades.

PULGACROFT

ES lo primero que me he leído de Márai pero no será lo último...empecé a leerla y ejerció una extraña atracción en mí, mno puede parar hasta el final, la atmósfera que describe es especial, en relaidad todo lo que cuenta en la novela es especial...
Sin duda me ha gustado mucho.
Tengo muchas ganas de leer "la mujer justa", crees que debo leerme otra novela suya antes de ésa?...
Saludos!!

Desesperada

yo te recomiendo empezar por el último encuentro, una novela maravillosa, y seguir con la mujer justa. bicos y gracias por visitarme.