12 agosto 2007

Campos de Londres (1989). Martin Amis


Lo confieso: nunca recomendaría a un lector poco entrenado a Martin Amis. No porque sea un autor de prosa complicada, todo lo contrario, a veces es tan simple que se queda en lo somero, aunque con Amis nada es lo que parece. Porque su aparente sencillez no es más que una vuelta de tuerca, y aunque dicen los entendidos que leerlo en inglés es un lujo, en sus traducciones, doy fe, sigue siéndolo. Campos de Londres es una novela tan alocada que al terminarla me he sentido agotada. Me costó leerla, el sentido del humor de Amis y el mío no tienen demasiado que ver, pero, aún así, este maremagnum de personajes imposibles resulta, en su conjunto, divertido. Nicola, la hermosa mujer que ha escogido la fecha de su muerte (su 35 cumpleaños) y su asesino, centra una trama con otras tres puntas: Keith, el macarra de bar que juega a los dardos en su reino cerrado del Black Cross; Guy, el aristócrata británico atraído por los bajos fondos y Samsong, el narrador, que es un personaje más. Entre los cuatro -con personajes secundarios como el imposible hijo de Guy y Hope, Marmaduke, o las sufridas esposa e hija de Keith, Kath y Kim, respectivamente- se entrelaza el destino. Nicola decide morir, y decide a manos de quién. Toda la decadencia de la sociedad actual está recogida en esta larga novela. Puede que se haga pesada, pero llegar al final es de lo más recomendable. Amis siempre guarda un as bajo la manga...

Biografía del autor:
Martin Amis nació en Oxford, Inglaterra en 1949 y estudió en la universidad de Oxford. La infancia de Amis transcurrió en diversos lugares, pues su padre, el escritor Kingsley Amis, enseñó en universidades de Gran Bretaña y Estados Unidos. Después del divorcio de sus padres cuando él tenía doce años, asistió a numerosas instituciones académicas pero demostró poco interés por los estudios. Sin embargo, después de que su madrastra, la novelista Elizabeth Jane Howard, le iniciara en la obra de Jane Austen, Amis decidió prepararse para ingresar en la universidad y se licenció en Oxford en 1971. Amis realizó diversos trabajos en el mundo editorial antes de dedicarse por completo a la escritura. Trabajó como crítico de libros en el London Observer en 1971 y desde 1972 hasta 1974 como encargado editorial y director de la sección de narrativa y poesía en el Times Literary Supplement. Después pasó al New Statesman, donde llegó a director de la sección literaria a los 27 años de edad. En 1980 regresó al Observer como colaborador especial. Amis ha publicado una serie de novelas, relatos, ensayos y guiones de cine que han originado su reputación como uno de los más ingeniosos escritores satíricos de su tiempo. Su primera novela, El libro de Rachel (1973), ganó el Premio Somerset Maugham en 1974 (un honor que su padre había ganado con su primera novela, Lucky Jim, 20 años antes). Entre sus títulos sucesivos están Niños muertos (1976), Éxito (1978), Otra gente (1981), Dinero (1984), Los monstruos de Einstein (1987), Campos de Londres (1989), La flecha del tiempo (1991), una obra sobre los campos de exterminio nazis que desafía la narración lineal convencional, y El tren de la noche (1995).

2 opiniones:

Natalia Book

momentos. Yo he leído algunos de sus libros en inglés y es 'espectacular' la forma en que juega con el idioma.
También recomiendo el 'Lucky Jim' de su padre
Saludos

Una mujer desesperada

qué envidia! amis no es uno de mis escritores favoritos, pero seguro que pierde mucho en las traducciones. un bico, natalia book, bienvenido de nuevo, se te echaba de menos!