26 agosto 2007

Pájaros a punto de volar (2002). Patricia Highsmith


Todos los relatos contenidos en este volumen fueron escritos por Patricia Highsmith mucho antes de revelarse como la gran autora de novela negra que fue. Son relatos iniciáticos, despojados de cualquier apariencia de misterio. Más bien al contrario, la escritora crea personajes perdidos, solos, en lugares grises, buceando en sus miserias para, de vez en cuando, arrojarles alguna esperanza. En Una mañana extraordinaria es una niña, Freya, la que cambia la vida de Aaron, un taxista neoyorquino que, cansado de todo, coge un tren con una pequeña maleta y llega a un pequeño pueblo donde descubre que la miseria no es exclusiva de NY. Incierto tesoro nos muestra la lucha de un ladrón cojo con su víctima por despojarle de su bolsa de viaje. La puerta siempre abierta (sin felpudo de bienvenida) me pareció uno de los mejores relatos del libro, la historia de Mildred y su hermana Edith, que viene a pasar con ella una noche a Nueva York. Sus desvelos porque su vida no parezca tan patética son conmovedores. Igual de conmovedora es la desgarradora En la plaza, en la que el niño mexicano Alejandro se hace mayor aprendiendo a vivir de las turistas americanas. Pájaros a punto de volar apunta ya hacia la Higsmith que viene, estructural y argumentalmente. Don espera la carta de amor que nunca llega, pero leyendo las que le escriben a su ausente vecino decide contestar en su nombre... También La inmaculada concepción es precursor de su novela negra, con ese protagonista desquiciado que ha violado a una mujer retrasada e intenta matarla cuando ella se queda embarazada. Maravillosa es Un gran castillo de naipes, donde el protagonista, Lucien, recuerda vagamente a Ripley mientras busca sus cuadros falsificados para su atípica colección. Hay historias, como El coche, llenas de patetismo, como el de la americana que no se adapta en el pueblo mexicano en que su marido dirige un hotel... O el de la mujer de clase alta que huye de la madre del niño que juega con su hijo en el parque en El punto fijo de un mundo en rotación. En estos últimos relatos la crueldad de Highsmith con sus personajes está definiéndose. Los pianos de los Steinach es reveladora en ese aspecto, con la mujer de edad madura patéticamente enamorada del joven pianista y tremendamente celosa de su hermana, así como la historia de las dos jubiladas que comparten habitación de Noche tranquila. Su futura truculencia se desarrolla en Un hombre muy agradable, donde sin suceder nada grave la atmósfera es aterradora. Pero de elegir uno de estos relatos elegiría Llamada para Luisa, la única de estas narraciones cortas en la que la protagonista se aleja del estereotipo Highsmith para mostrarnos a una mujer buena. Una mujer que no duda en ayudar a su vecina y sus hijas cuando enferman de escarlatina. Quizá fue la única vez que Patricia Highsmith creyó que había algo bueno dentro de nosotros mismos.

Biografía de la autora: Patricia Highsmith nació en 1921 en Forth Worth (Texas, EEUU). Sus padres se divorciaron y ella pasó sus primeros años con su abuela. De hecho, no conocerá a su padre hasta los 12 años. Vivió su juventud en Nueva York, ya obsesionada con la culpa, la mentira y el crimen que tan bien reflejaron autores como Poe, Conrad y Dostoievski, sus favoritos en esa época. Fue una lectora precoz, con nueve años ya estaba releyendo Crimen y Castigo. Será leyendo La mente humana, de Karl Menninger, cuando comience a pensar que "el hombre o la mujer de la casa de al lado podían tener una extraña psicosis sin que yo pudiese apreciarlo". Precisamente su obra se basa en personajes aparentemente normales, pero con un oscuro mundo interior. Saltó a la fama cuando Alfred Hitchcock adaptó su primera novela, Extraños en un tren (1951), considerada un clásico del suspense. Highsmith murió en Suiza en 1995.

2 opiniones:

Bolero

Todos, absolutamente todo de ella es impresionante

muakkkkkkkkkkk

Ad astra per aspera

hola bolero, bienvenida! yo también flipo con la higjsmith, no hay una novela de ella que no me flipe! bienvenida a mi blog!