04 enero 2008

La tinta azul de la memoria (2006). Mariano Vega

Jonás y Jacinto. No busquen más, todo el universo está encerrado entre estas dos jotas. Como si las tres sílabas de Jacinto arropasen a las dos de Jonás. Como si la coincidencia en tiempo y espacio fuese casual, pero necesaria. Es difícil ser objetiva al leer una primera novela de alguien que conoces. Es curioso, porque aunque nunca he visto a Mariano Vega creo conocerlo gracias a un año de relación blogueira, y en cada esquina de esta tinta azul de la memoria encontraba al cronista diario que se ha ido haciendo poco a poco imprescindible. La tinta azul de la memoria es una novela complicada. Tanto por lo trabajado de la exposición literaria como por el argumento. En una novela se esconden varias. El narrador, Jonás, se queda parapléjico con cincuenta y pocos años y durante su convalecencia en el tristemente famoso centro de Toledo conoce a Jacinto, un escritor que hace tiempo que ha cruzado al otro lado del espejo. Tras un intento de suicidio y una muerte interior segura, Jacinto se convierte en el reflejo de Jonás, quien, tras la muerte de su amigo, decide escribir su autobiografía. Pero la novela, entretejida con estos pilares, se complica a medida que la autobiografía de Jacinto se anuda a la de Jonás. Como si cuanto más se hunde Jacinto más ganas de vivir tiene Jonás... El escritor tiene la teoría de que cada uno nace con un número determinado de neuronas con ganas de vivir, y que, cuando se muere la última, no hay nada que hacer. El narrador no está seguro de esta tesis, pero termina zambulléndose en ella, pleno de ganas de vivir desde su silla de ruedas. Es una novela que invita a vivir, a apurar cada instante respirando a pleno pulmón. Cuanto más devastadora es la autobiografía de Jacinto, más respira Jonás. Pero no porque Jonás necesite la devastación de su amigo para resistir, ojo, es justo lo contrario: porque a medida que narra su caída se siente más próximo a él, pero también a sí mismo. Es el hecho de bucear en el fin de Jacinto lo que le arranca un principio.


Biografía del autor: Mariano Vega nació en Madrid en 1970. De todo su currículum: psicólogo, tenor, corrector... la definición con la que se siente ahora más cómodo es con la de escritor. En la actualidad trabaja en el mundo editorial como técnico y corrector, y compagina la escritura de relatos breves con la de su segunda novela. Por su formación y por sus inquietudes, suele indagar en sus escritos en la vida cotidiana, en los pensamientos y sentimientos de las personas corrientes, en las filosofías de bolsillo que todo el mundo va creando en el día a día.

15 opiniones:

Mariano Zurdo

Ahora mismo no tengo palabras. Bueno sí sólo una pero muy muy sincera: GRACIAS

La mujer justa

jejeje gracias a ti, querido, por escribir esta novela. espero impaciente la segunda!

Carlos Añejo

Anda que te quejarás, Mariano, estás situado entre Rhinehart y Vargas Llosa.

Gran crítica. A mí que la mujer justa se ha leído la novela.

Saludos.

Desesperada

hola carlos, bienvenido!

Belén

Yo quiero a Mariano, Mariano tiene un libro, luego yo quiero el libro...

Todo lo bueno que le digas a Mariano y a su libro, lo tomo como algo personal jajajajaj!!!!!

Así que gracias de parte de la fan número 4 de Mariano (contando la musa, su madre y quizá su sobrina...)

Gracias deses

La interrogación

Me sumo a la ola. Me ha parecido una crítica estupenda, bueno, crítica o comentario porque a diferencia de otros que hacen este tipo de trabajo suelen destripar o poner a caldo la obra, así que Deses: estupendo.

Y a ti, Mariano, qué te voy a decir: que enhorabuena, que pasito a pasito esto es toda una conquista.

Besos

Desesperada

jajajaja pues leed leed, mariano os lo agradecerá

Desesperada

jajajaja pues leed leed, mariano os lo agradecerá

Ana

Joder, Des, me ha encantado tu crítica, más allá de lo que dices. Y me han entrado unas ganas de leer la novela que no veas!!! Felicidades por ello a los dos!!
Cuando la haya leído, os digo, vale???
Besos

Desesperada

ok, ana, esperamos comentarios!

Iria

Como Inte, me sumo a la ola. Des, es una crítica acertadísima, estoy leyendo el libro y coincido plenamente contigo, yo no sabría hacerla de esa forma tan exacta, pero aún así la haré cuando lo termine y la haré desde las tripas, desde las sensaciones que me va produciendo, que son muchas.

Enhorabuena a los dos a ti por una critica justa y a Mariano por una novela que engancha y transmite y además está muy bien narrada.

Besos.

mgqeaol

A mi también me ha encantado la crítica. Muchos besos

Joselu

Una crítica sugerente que dan ganas de leer más. ¡Qué juego más interesante con eso que llamamos ganas de vivir!

LoveSick

Felicidades, escritor y crítica, propongo que los que nos hemos quedado encantados con la crítica nos leamos el libro y luego lo comentemos por aquí

Raquel

Desesperada, estoy empezando a leer el libro y te tengo que decir lo mismito que dices al comienzo de esta entrada. Más que leer a Mariano estoy tratando de quitarme de la cabeza la forma en que me lo imagino a través de su post, comentarios, etc. Luego trato de contar más pero por ahora, por añadir algo, sólo digo que hay cosas brillantes en esa novelita de ese autor que inventamos y que ahora resuena con toda su historia en nuestra memoria.
Un abrazo