09 abril 2009

La soledad de los números primos (2008)



Entre los números primos, como entre las personas, algunos son realmente especiales. Son los llamados primos gemelos, pues entre ellos se interpone siempre un número par. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43, permanecen próximos, pero sin llegar a tocarse nunca. Como ellos, Alice y Mattia siempre están separados por un número par que se interpone entre ellos. Sólo que en la vida, a diferencia de en las matemáticas, pocas cosas son tan exactas; en vez de un 12 les separa la palabra que no han dicho. En vez de un 18, la mirada que escondieron, la sonrisa que escamotearon para no exponerse demasiado. Heridos en su niñez, ella en un accidente de esquí, él por la trágica pérdida de su hermana, durante toda la novela crecen juntos, pero sin llegar a tocarse. A veces están tan cerca de rozarse que el lector aguanta la respiración. Pero el número par aparece, siempre, enlazando encuentros y desencuentros hasta el final, trágico pero notablemente hermoso. Esta novela deja una sensación mágica, nostálgica, como de una historia que nos suena pero no ubicamos hasta que descubrimos que, quizá, nos ha pasado a nosotros. Giordano, el autor, es un físico... y aunque no llegue a epatarnos por su maestría narrativa, sí lo hace por la ensoñadora atmósfera que consigue crear en su primera novela.

Biografía del autor: De la física matemática a la primera plana de las publicaciones literarias. Los caminos de la literatura son insospechados, pero el que ha seguido Paolo Giordano (Turín, 1982) lo es aún más. Licenciado en Física Teórica, el joven escritor italiano decidió sentarse a escribir para poner un poco de orden en su vida y acabó encontrándose con «La soledad de los números primos», una de las revelaciones literarias de la temporada que, además de valerle el Premio Strega, se ha traducido a más de una veintena de idiomas. «La física explora el mundo exterior, pero la escritura busca y profundiza en el interior de las personas», dice Giordano.

7 opiniones:

Sofia Elena

Jajajaja... Mira qué coincidencia!!! Me he comprado este libro hace como dos semanas, me lo recomendó el de la librería... Me lo leeré, a ver qué tal.

Un beso!

se,

Ad astra per aspera

pues ya me dirás!!!!!!

Bellotita

A mi me ha gustado bastante y lo recomiendo a todos! Un saludo!

Ad astra per aspera

un saludo!

KRISTINE

Definitivamente en mi prima la relación de primos gemelos!! vaya que buena obra.Encontre este blog y te reitero mis felicitaciones!!

Ad astra per aspera

gracias chuliña! en mí también priman los números primos jajaja

Elena

A mí también me gustó esta novela por lo original de la trama, aunque igual no lo resolvió del todo bien, no sé. De todas formas, esa incomunicación expresada con la metáfora de los números primos me parece soberbia.
Me gusta tu blog, lo he enlazado con el mío. Te seguiré de cerca.