18 enero 2007

Matar un ruiseñor (1960). Harper Lee


Si habéis visto la película Capote el nombre de esta escritora os sonará. Era la incansable amiga de Capote, la que le ayudaba a investigar cuando escribía A sangre fría. La que ganaba el Pulitzer. Precisamente por esta novela. Yo había leído hace años esta historia, pero después de ver Capote, fijaos qué curioso, no corrí a releer A sangre fría, sino Matar un ruiseñor. Es una de esas novelas que aunque pasen los años conservan toda su fuerza. Habla de racismo, habla de gente honesta, de gente mezquina, y, sobre todo, habla a través de la mirada de una niña, la protagonista, que nos envuelve en sus vivencias y nos deja ver todo a través de sus ojos. Leía la novela y veía constantemente a Gregory Peck como Atticus, el padre de Scout, la protagonista. Escrita a buen ritmo, Lee dejó en ella lo mejor que tenía como escritora: nunca escribió nada más. ¿Quizá la maldición de A sangre fría?

Biografía de la autora: Harper Lee nació en 1926 en el sur de Alabama. Se licenció en Derecho y en los años cincuenta se fue a Nueva York, donde trabajó en el mostrador de reservas de la Eastern Air Lines. Pero decidió dejar este empleo para dedicarse a escribir. En 1960 publicó su única novela, Matar un ruiseñor, que en 1961 recibió el Pulitzer. Ayudó a Truman Capote en su investigación para escribir A sangre fría. Ahora vive retirada, no concede entrevistas y se sabe poco de ella.

1 opiniones:

Sergio G. Rabadá

Nunca leí el libro, pero la película es verdaderamente increíble, el mejor trabajo, lejos, de Gregory eck, y la niña que interpreta a la escritora en su juventud realmente es genial.

Un abrazo.