13 febrero 2007

Zuckerman encadenado (2006). Philip Roth

Bien, llegó la hora de hablar del Maestro. Philip Roth. Quien no lo haya leído que corra a la biblioteca, librería o centro comercial más cercano, ¡es delito! Zuckerman encadenado no es una novela, sino tres, que Seix Barral editó el año pasado juntas. El primer relato, La visita al maestro (1979) es para mí el mejor de los tres. Zuckerman visita a Lonoff, un escritor consagrado, y en su casa, además de un elogio por sus relatos, conoce a Amy, una joven judía que dice ser Ana Frank y que se empeña en amar a Lonoff a pesar de la mujer con la que lleva décadas casado. Todo Roth está en este pequeño relato. Genial. El segundo es Zuckerman desencadenado ( 1981). Zuckerman es ya un escritor de éxito, sobre todo tras haber publicado un relato que satiriza todo lo que puede y más el universo judío. Así que Zuckerman sufre el acoso familiar de forma brutal. Su padre se muere, su madre intenta fingir que todo sigue igual, pero, tras la muerte, le acusa de ser culpable... Y el tercero, La lección de anatomía, es de 1983. Ha pasado el tiempo, Zuckerman está aquejado de un terrible dolor de cuello, sin motivo aparente ni enfermedad, que le postra en la cama. Sólo el amor de varias mujeres le permite seguir adelante. En su caso, claro, el amor es sinónimo de exprimirlas todo lo que puede... El libro trae además un regalito, La orgía de Praga (1985). Es buenísimo. Zuckerman viaja a Praga en busca de unos manuscritos en yidish. Zuckerman, ya lo habréis adivinado, es el alter ego de Roth.

Biografía del autor: Philip Roth nació en Newark (Nueva Jersey) en 1933. Su familia, judía, acababa de emigrar de Europa cuando él nació. Estudió en la Universidad de Bucknell y después hizo un posgrado en la de Chicago, donde obtuvo una maestría en Literatura inglesa. Enseñará escritura creativa en las universidades de Iowa y Princetown. En 1992 se retira de la docencia y se dedica a escribir. En Chicago conocerá al novelista Saul Bellow y a su primera esposa, Margaret Martinson, de la que se separó en 1963. Ella morirá en 1968 en un accidente, pero siempre estará presente en la obra de Roth. Martinson es la inspiración para el personaje femenino en varias de las novelas de Roth, incluyendo a Maureen Tarnopol en My Life As a Man, y, muy probablemente, Mary Jane Reed (o "La Changa") en Portnoy's Complaint. Philip Roth es probablemente el autor más premiado de su generación. Dos de sus novelas han ganado el National Book Award; otras dos fueron finalistas. En 1990 se casó con la actriz inglesa Claire Bloom, de la que se separó en 1994.

4 opiniones:

Natalia Book

Totalmente de acuerdo con lo del maestro. Soy un gran fan de Roth, aunque no he leído todo. Me gustó mucho 'me casé con un comunista', 'pastoral americana' y 'la mancha humana', esa maravillosa triología. 'Zuckerman encadenado' lo tengo en casa, pero todavía no lo he comenzado. lo compré hace poco y estoy buscando un momento. Pero se me acumulan, porque ahora quiero ir a por el último de Auster, que compré cuando iba a comenzar el último de Murakami, y ahora me he liado a leer 1984 por enésima vez y.....
A todo esto, ¿quieres creer que tengo una cita preparada de 'la mancha humana' para comenzar el primer comentario sobre 1984, y precisamente está en la página.... 123? Increible.
Saludos,

La mujer justa

coño, k fuerte, te lo juro que me acabo de quedar... es que es el destino, ja ja ja ja ja. anímate a leer a zuckerman, es la leche. a mí el que más me moló por ahora es el teatro de sabbath, aunque lo leí hace años, tengo que releerlo. bueno, es que roth es una pasada, la verdad. ahora me dará la vena psicópata de leerlo todo, ja ja ja, pero me pasa como a ti, tengo la mesilla llena de lecturas atrasadas, y ahora acabo de coger otra vez 1984, bueno, por suerte leo a toda leche, es una de las virtudes de ser lectora psicópata desde la infancia, ja ja ja ja. bicos.

Portnoy

Tienes razón: en el delirio masturbatorio sobre Anna Frank está todo Roth. Es genial ese fragmento.
Un saludo

La mujer justa

hola portnoy, acabo de leer tu comentario! me gusta que estés de acuerdo porque creo que ese relato es, en su brevedad, una obra maestra. bicos.