05 mayo 2007

Dientes blancos (1999). Zadie Smith

La crítica británica saludó con enorme alegría la primera novela de Zadie Smith, que hace unos meses publicó la segunda, El cazador de autógrafos. Yo suelo echarme a temblar cuando la crítica inglesa augura el nacimiento de una nueva estrella literaria. En un país de narradores extraordinarios, parece increíble que los críticos no hayan alcanzado la excelencia. Pero, una vez más, incauta de mí, me dejé llevar por la tentación. La edición de bolsillo de Dientes blancos estaba allí, en el estante. Había oído tantos elogios de la autora... ¡hasta le habían dedicado cinco páginas en el EPS (quizá esto debería haberme alertado)! Empecé la novela expectante. Las primeras páginas ya me recordaron horriblemente al Buda de los suburbios de Kureishi, y la sensación se hizo más y más y más agobiante a medida que avanzaba páginas de esta extensísima y, para mí, aburridísima novela. Zadie Smith no abandona como narradora en ningún momento una especie de humor que intenta alejarse de sentimentalismos, pero acaba convirtiendo la trama en un demencial batiburrillo en el que al final ni siquiera queda claro qué sucederá con esos personajes imposibles que pueblan la novela: los hermosos gemelos Magid y Millat, nacidos en Londres de padres bangladeshíes; Irie, la hija de un inglés y una mestiza jamaicana, enamorada de Millat sin remedio y sin esperanza; las dos familias, relacionadas por la vieja amistad de los padres, que compartieron guerra; la nueva familia, los Chalton, que trastocan todo... Smith intenta contarnos la difícil convivencia cultural de las distintas razas que pueblan Londres. Pero eso ya lo hizo con mucha más gracia Kureishi. Así que el intento de Smith se queda, para mí, en una de esas novelas que deben ser de consumo interno nacional. Por poner un ejemplo: Almudena Grandes. En España tiene su gracia, pero exportarla quizá no sería una gran idea. Pues Zadie Smith debería haberse quedado en su Inglaterra natal, donde quizá la han calificado de excelente narradora por algo que a mí se me escapa.

Biografía de la autora: Zadie Smith nació Sadie (se cambió el nombre a los 14 para hacerlo más exótico) en 1975 en Londres, en el barrio de clase obrera de Brent. Su madre es una modelo jamaicana que se casó con un fotógrafo inglés del que se divorció cuando Zadie era una adolescente. De niña se aficionó a la danza, y de adolescente quería ser actriz de musical. Mientras estudiaba actuaba como cantante de jazz, pero al final eligió la literatura. Conoció a su marido, Nick Laird, en Cambridge, se casaron en 2004 y viven en Londres.


6 opiniones:

Viguetana

De Zadie Smith sólo he leído Sobre la belleza y porque me lo regalaron antes de venirme a vivir a Vigo. Debo decir que no me conmovió en ningún sentido. Y es muy probable que fuera debido a esto que tú comentas: dentro del mundo anglosajón tendrá su gracia. A mí no me pareció que tuviera ninguna en particular.

Una mujer desesperada

es lo que me pasó con esta novela, quizá el contexto cultural es tan distinto que no capté su gracia, aunque la novela de kureishi habla del mismo entorno social y, sin parecerme la novela del año, me pareció entretenidísima! bicos.

Atlántico

Termine estos días la novela de Zadie Smith Sobre la belleza, y ha sido un suplicio. Llena de tópicos, fuera de contextualizacion, pequé al igual que tú, por la fama de excelente narradora, menos mal que la combine con El pecho de Roth. Te acabo de descubrir. Me parece interesante un espacio hacia la lectura fresco.

La mujer justa

buf, vaya, atlántico, me alegro de que a ti tampoco te guste esta escritora, es que tanta alabanza a una novelita mediocre...

membrillu

Yo también caí y me creí las estupendas críticas. Me he leído Dientes Blancos y El hombre de los autógrafos, y de verdad que no entiendo para nada de donde le viene la fama a esta mujer.

También desde inglaterra, aunque de origen bengalí, habla de la convivencia de culturas Jhumpa Lahiri. Esta SI que escribe bién (por el momento, vaya, que todavía no he acabado el libro).

El libro en cuestión (de relatos) es Interpreter of Maladies, en castellano:
http://ininteresante.blogspot.com/2008/01/jhumpa-lahiri-intrprete-de-emociones.html

Desesperada

membrillu, ciertamente no hay duda: esta chica es un bluf, jajajaja

gracias por la recomendación, no conocía a Lahiri!