14 septiembre 2007

Norwegian Wood (2005). Haruki Murakami


Preñada del halo nostálgico que me pareció lo más fascinante de Kafka en la orilla, Norwegian Wood me ha parecido sin embargo mejor. Toru Watanabe es una figura que se desliza entre una vida en la que el suicidio parece circundarle, llenándole a pesar de ello de ganas de vivir. Se suicidará su mejor amigo, Kikuzo, y algo le hará sentirse responsable de Naoko, su novia. Pero será Midori, una mujer que tampoco es convencional, la que le rescate de ese círculo vicioso de muerte. Ojo, no es una novela triste, ni catastrófica, sino profundamente melancólica. Murakami intenta enlazara a Watanabe con el protagonista de El guardián en el centeno, de hecho Midori le dice alguna vez en la novela que habla como él. Pero el derrotismo de Holden, el halo de fatalismo que le envuelve, es más difuso en Watanabe. La música de los Beatles, el jazz norteamericano... la banda sonora de esta novela separa al protagonista de Japón, a pesar de resultar tan japonés. El profundo vacío de algunos personajes, que el autor parece identificar con la juventud del país del sol naciente, es estremecedor. Murakami maneja el lenguaje con una profunda maestría, aunque, leídas ya dos de sus novelas, resulta un tanto repetitivo, dicho esto con la mejor de las intenciones. Murakami se ha creado un estilo propio, como hizo el grandísimo Oe (del que Watanabe reniega, precisamente, en un momento concreto), fácilmente identificable.

Biografía del autor: Haruki Murakami nació en Kioto en 1949, pero pasará la mayor parte de su juventud en la ciudad costera de Kobe. Sus padres, cultísimos, enseñaban literatura japonesa. Él estudió literatura y drama griego en la Universidad de Waseda, donde conoció a su esposa Yoko. Su primer trabajo fue en una tienda de discos. Antes de terminar sus estudios, Murakami abrió el bar de jazz "Peter Cat (Gato Pedro)" en Tokyo, que funcionó entre 1974 y 1982. En 1986, tras el tremendo éxito de su novela Norwegian Wood, abandonó Japón para vivir en Europa y América, pero regresó a Japón en 1995. Su ficción, según Wikipedia, "es tachada de literatura pop por las autoridades literarias japonesas, es humorística y surreal, y al mismo tiempo refleja la soledad y el ansia de amor en un modo que conmueve a lectores tanto orientales como occidentales".

6 opiniones:

Elena

Kafka en la orilla me fascinó. Este libro no lo he leído, pero me han regalado, también de Murakami, Tokio blues y Al sur de la frontera, al oeste del sol. Ese aire de melancolía y el realismo mágico a la japonesa son quizás los ingredientes que más me gustan de este autor. Anoto tu sugerencia.

Un saludo

Natalia Book

Algo que me sorprende es el cambio de titulo, no lo entiendo. También me llama la atención los adolescentes de los libros de Murakami: tienen una cultura literaria y musical excepcional.
El libor no es mi favorito de Murakami.
Saludos

La mujer justa

natalia, a mí sin embargo me gustó más que kafka en la orilla, el otro de él que he leído. kafka me decepcionó al final ligeramente... pero el modo de escribir de este japonés es fascinante, desde luego.

Toñi

Una fan de Haruki y de su libro: Tokio Blues (pero ¿por qué le ponen dos títulos al libro?L??)

Me encanta Murakami.

Desperate

hola toñi... yo me he quedado con el título original porque no entiendo la traducción! bicos.

la mujer justa

malulha guevara

Lo he leído hace poco, y, aunque me encanta su manera de escribir, este me ha dejado un poco indiferente, pero creo que se debe a que me encantó Crónica del pájaro que da cuerda al mundo.

Tengo pendiente responderte a un mail, pero han pasado cosas, ya te contaré, de ahí que ande leyendo blogs como éste, buscando algo de "diversión".
Un bico.