05 octubre 2008

El lector (1995). Bernhard Schlink


Había leído a Schlink como autor de novela policíaca, y hace un par de años cayó en mis manos El lector. Pensé que era una aventura más de Selb, un detective interesante, aunque no tanto como Wallander... Pero El lector no hablaba de misterios. En todo caso, de misterios intangibles. El protagonista de esta novela esconde un secreto, pero su propia narración le redime, exponiéndose tan descarnadamente que por momentos uno duda de si realmente amaba a Hannah, la protagonista encubierta de esta interesante novela. Michael la conocerá cuando él tiene 15 años y ella 36. Inician una relación sexual en la que ella maneja las riendas, a veces con cierta sutil crueldad que el adolescente no sabe cómo interpretar. Cuando ella, un día, desaparece, Michael intenta encontrarla, pero de una forma desganada. Como si en realidad sintiese alivio. Pero la extraña fascinación que siente por Hannah volverá a enredarle en su existencia años después, cuando, casualmente, asiste a un juicio en el que ella es una de las acusadas. No revelaré por qué está encausada, ya que destrozaría el argumento de la novela. Sin embargo, ni siquiera la atrocidad del crimen logra alejar a Michael de esa mujer que el lector (no el de la novela, si no nosotros) nunca consigue aprehender, dada su estoicidad, su opacidad. Schlink es un excelente narrador, aunque enormemente seco, cortante incluso. Es una necesidad, en esta novela, interpretar esa sequedad como parte de la trama, ya que Schlink, a pesar de ofrecernos la historia en primera persona, narrada por Michael, no nos deja entrar más que unas pocas veces en el interior, en los sentimientos del protagonista.. Quizá porque parte de la historia se basa en vivencias personales, y Schlink se obliga a contemplarlas con cierta distancia. Curioso, pero efectivo. Al cerrar el libro, no me he sentido cerca de Michael. Pero, inexplicablemente, sí cerca de Hannah.

Biografía del autor (Wikipedia):
Bernhard Schlink (nacido el 6 de julio de 1944 en Großdornberg) es un escritor alemán y abogado conocedor de leyes. En 1998 fue nombrado juez en la corte constitucional del estado federal de Renania del Norte-Westfalia y es profesor de historia de la ley en Universidad Humboldt, Berlin, desde enero de 2006. Su carrera como escritor comenzó con novelas policiales teniendo como protagonista a un personaje llamado Selbst (juego de palabras con Yo Mismo); su primera novela se llamó Auto-castigo. Otra de sus novelas, El nudo gordiano, ganó el premio Glauser en 1989. En 1995 publicó El lector (Der Vorleser), una novela parcialmente autobiográfica sobre un adolescente que tiene un romance con una mujer mayor que desaparece súbitamente y luego se la reencuentra siendo estudiante de abogacía en un juicio a los criminales de la segunda guerra mundial. El libro se convirtió en un éxito de ventas en Alemania y fue traducido a 39 idiomas. La primera edición española apareció en el año 1997. Ganó el premio Hans Fallada, el premio Welt, el premio italiano Grinzane Cavour, el premio francés Laure Bataillon y el premio Ehrengabe de la Dusseldorf Heinrich Heine Society. En el año 2000 publicó una colección de cuentos titulada Amores en fuga.

6 opiniones:

Elèna Casero

Cuánto me queda por leer ...


Un beso

Apostillas literarias

Este es uno de los libros que más me ha gustado, es excelente.

Ad astra per aspera

elena, seguro que este libro te gustará.

apostillas, me alegro de que compartas mi devoción por él. me gustó muchísimo.

Roberto Anki

Que curioso. Acabo de robarme ese libro y ahora me topo con tu comentario.
interesante vuelta.

Odel

He oido hablar muy bien de el,lo h ebuscado en las libreias, pero no lo encuentro,quizas por que es muy antiguo,pero me gustaria leerlo

Ad astra per aspera

ahora, por la peli, lo han reeditado, seguro q lo encuentras