05 diciembre 2008

Azul casi transparente (1976)

Como un trainspoting con protagonistas de ojos rasgados, Azul casi transparente es una novela maravillosa dentro de su oscura sordidez. Los jóvenes, casi adolescentes, que deambulan por su páginas arrastran su miseria de borrachera en borrachera, de polvo en polvo, de droga en droga. Alucinados por la vida de los soldados americanos, se pliegan a sus peticiones, por degradantes que sean, y ruedan y ruedan en una espiral de autoflagelación que a pesar de su bárbara exposición resulta conmovedora. Ryū, el protagonista, parece ser el único capaz de escapar de la depravadora realidad que rodea al grupo, pero esto es una intuición que el autor intenta clavar en el lector, en ningún momento el protagonista intenta enmendar la pasividad que les define. Pasividad, es esta la palabra mágica en esta pequeña pero gran novela. Una pasividad que arrastra a todos los protagonistas, que les envuelve hasta hacerles considerar normal la vida irreal que viven..

Biografía del autor (Wikipedia): Ryū Murakami (村上龍), escritor y director de cine japonés, nacido en Sasebo, Nagasaki, el 19 de febrero de 1952. Su nombre verdadero es Murakami Ryunosuke (村上龍之介). Su prolifera carrera como novelista comienza en 1976 con la decadente Azul casi transparente, obra que lo convirtió en superventas y le granjeó el elogio de la crítica especializada. Sus novelas suelen caracterizarse por la crudeza en las descripciones y la violencia de las situaciones narradas. Debido a la coincidencia de apellidos con Murakami Haruki, en los ochenta sería frecuente que se hablara de los "dos Murakamis", aunque en realidad no son parientes ni comparten mucho en términos literarios.

3 opiniones:

Francisco Cenamor

Tu blog nos ha resultado bastante interesante, esperamos que pronto sigas colgando reseñas. haremos un breve comentario del mismo el próximo viernes 26 de diciembre en el Blog literario Asamblea de palabras para que nuestros lectores y lectoras se pasen por él.
Un saludo.

noexisteixo

no creía que este hombre fuera tan conocido, pero hurra. la forma apersonal que tiene de explicar los cuelgues más bestias hace lucir la historia de una manera especial. Recomiendo también piercing

Ad astra per aspera

gracias a los dos. mola encontrar personas que hayan leído a este murakami, y no al otro solamente! tomo nota de piercing :)